" Vayan pues, a las gentes de todas las naciones, per mi parte,
Yo estaré con ustedes todos los dias,
hasta el fin del mundo."

- Mateo 28: 19-20 -

Una hermana de votos temporales vive con sinceridad y asume libremente el compromiso de vivir en fidelidad las exigencias de los votos de castidad, de pobreza y de obediencia. En una toma de conciencia cada vez más profunda de la ternura misericordiosa de Dios para con ella, madurará su propósito hasta el día de su profesión perpetua (C127).
Con la gracia de Dios, continuará de responder a la llamada de Dios en Jesucristo — permitiéndole transformarla y encarnarse a través de sus valores, sus actitudes y sus opciones que reflejan al mismo Jesucristo.

En esta etapa, la hermana está comprometida en su formación humana, espiritual y profesional según su lugar apostólico. ¡Sea lo que haga o llegue a ser, es apta para anunciar la Buena Nueva, que es Jesucristo!

«Seamos un evangelio abierto en el que podamos leer a JESUCRISTO».

- Marie Rivier -