Rostro de santidad de nuestra Fundadora,
Ana María Rivier

NOVIEMBRE 2020

Presentación de María

Un nombre – Una herencia - Una profecía

Gracia a vosotros, y paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales, en los cielos, en Cristo.
Ef 1, 2-3

¡EN ACCIÓN de GRACIAS!

Meditemos la Palabra de Dios…

Gn 15,6           Abram creyó en el Señor,  el cual se lo reputó por justicia.

Ex 15,1            Entonces  Moisés y los hijos de Israel  cantaron este cántico al Señor : « Cantad al Señor pues se cubrió de gloria arrojando en el mar caballo y carro.

Col 1,12          Gracias al Padre que os ha hecho aptos para participar en la herencia de los santos  en la luz.

2 Ts 2,13         Nosotros, en cambio, debemos dar gracias en todo tiempo  a Dios por vosotros, hermanos, amados del Señor…

… y nuestra Regla de Vida

C49      estamos llamadas a vivirla en la accion de gracias…

D41 b  Celebramos el domingo con gozo y acción de gracias….

D42 a  Bendecimos y damos gracias al Señor por la dicha de estar juntas, por el compartir de nuestra vida y por el alimento que repone nuestras fuerzas.

Comentario…

Vivir en acción de gracias…

 

En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra , dijo :

 « Yo te bendigo, Señor, del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios y prudentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplacito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, ni al Padre lo conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.

Mt 11,25-27

…una oración

«¡Bendito tú, oh Señor, Dios de nuestro padre Israel,

      desde siempre hasta siempre!

      Tuya, oh Señor, es la grandeza, la fuerza, la magnificencia,

      el esplendor  y la majestad; pues tuyo es cuanto hay

      en el cielo y en la tierra.

      Tuyo, oh Señor, es el reino; tú te levantas por encima de todo.

      De ti proceden las riquezas y la gloria.

      Tú lo gobiernas todo; en tu mano están el poder y la fortaleza,

       y es tu mano la que todo lo engrandece y a todo da consistencia.

       Pues bien, oh Dios nuestro, te celebramos

       y alabamos tu Nombre magnífico.

        Porque todo viene de ti, y de tu mano te lo damos.

Señor, Dios nuestro, todo este grande acopio que hemos    preparado para edificarte una Casa para tu santo Nombre,

 viene de tu mano y tuyo es todo.

Bien sé, Dios mío, que tú pruebas los corazones y amas la rectitud; por eso te he ofrecido voluntariamente todo esto con rectitud de corazón, y ahora veo con regocijo que tu pueblo,

que está aquí, te ofrece espontáneamente tus dones.

Oh Señor, Dios de nuestros padres, conserva esto perpetuamente para formar los pensamientos en el corazón de tu pueblo, y dirige tú su corazón hacia ti.

                                                                                              1 Cro 29,10-18

… un compromiso

… ¡en todo momento, demos gracias a Dios!

 

Muestra el Resto …  NOVIEMBRE 2020

 

OCTUBRE 2020

MARÍA RIVIER : MUJER DE ORACIÓN Y VIDA INTERIOR

Sea de vida interior, hija de oración y de adoración.
Carta 771

Vengan, vamos nosotros solo sa descansar un poco en un lugar tranquilo.
Marcos 631,

oremos con ...

Palabra de Dios

Ez 36, 26     Os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un    

                       espíritu nuevo.

 

Mt 6, 6          Cuando vayas a orar, entra en tu habitación y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que esta allí, en lo secreto; y tu Padre que ve en lo secreto, te recompensará.

 

Mt 6, 21     Porque donde esté tu tesoro, allí estará tembién tu corazón.

Regla de Vda

C 78            Ella (María)  nos enseña que la cumbre de la oración es 

                     hacer cuanto nos dice su Hijo, en el abandono confiado 

                     a la voluntad, a menudo desconcertante, del Padre.

 

C154 d­)       Ellas (las Superioras) son las primeras en vivir el espíritu de oración que nos dejó en herencia nuestra Fundadora.

 

D21             Recoger y hacer fructificar la herencia de oración, dejada por nuestra Fundadora, sigue siendo siempre una de las obligaciones más claras de las hijas de la Mujer Apóstol.

COMENTARIO

La meditación es la oración personal silenciosa que Dios mismo nos da, la oración en la que nos guía y nos apoya. Esta oración es sencilla: simplemente es dejar que Jesús venga a nosotros y renueve hoy en nosotros su propia oración al Padre, expresión de su ofrenda filial. La condición de la oración, su esencia, es, por lo tanto, pura y simplemente la configuración personal con Jesús en su oración, que es la expresión de su vida filial, de su obediencia al Padre. Seguir el camino de la oración, dice Teresa de Jesús, es hacernos servidores del amor siguiendo a Jesús Amor. El amor es aquí Jesús en persona, él, nuestro camino vivo hacia el Padre. Él nos ama (Ap. 1, 5): el amor es suficiente para definirlo. (Jean-Claude Sagne, Acompañamiento espiritual y vida de oración)

 

ORACIÓN

DIOS MÍO, TRINIDAD QUE ADORO,
ayúdame a olvidarme enteramente de mí mismo
para establecerme en ti, inmóvil y apacible
como si mi alma estuviera ya en la eternidad;
que nada pueda turbar mi paz,
ni hacerme salir de ti, mi inmutable,
sino que cada minuto me lleve más lejos
en la profundidad de tu misterio.

Pacifica mi alma. Haz de ella tu cielo, tu morada amada

y el lugar de tu reposo.

Que yo no te deje jamás solo en ella,
sino que yo esté allí enteramente, totalmente despierta en mi fe,
en adoración, entregada sin reservas a tu acción creadora.

(Santa Isabel de la Trinidad)

Compromiso

¡Nuestro corazón no reposará hasta que no descanse en ti!

En la adoración, contemplo a Jesús adorador del Padre en Espíritu y verdad. En este mes del rosario, oro en presencia de MARÍA.

 

Muestra el resto… 225, prière, octobre

SEPTIEMBRE 2020

María Rivier: Mujer de Celo

« El celo por tu casa me devorará »
Jn 2,17

 

« Te deseo el año más fervoroso, el más santo y lleno de méritos; no descuides nada de tu parte para que esto suceda y redobla tu celo para obtener la gloria de Dios. » (Carta 31)

« Meditad bien a Jesucristo y a los santos; seguid sus pasos y temed solo
el pecado; todo lo demás no es nada y no nos sirve mucho para llegar al
cielo. Trabajad ardientemente en vuestra santidad, para combatir vuestras
faltas, para adquirir las virtudes de Jesucristo; desprenderos de todo;
volveros amables y humildes de corazón, ardiendo de celo y caridad;
tened cuidado de no dañar esa virtud de ninguna manera. » (Carta 501)

« Arded de celo por amor a Jesucristo. » (Carta 1221 (3))

Meditemos con la Palabra de Dios

Jn 2, 17 Sus discípulos se acordaron de que estaba escrito: « El celo por
tu casa me devorará. »

Rm 10, 2 Testifico en su favor que tiene celo de Dios, pero no conforme
a un pleno conocimiento.

Rm 12, 11 Tened un celo sin negligencia, con espíritu fervoroso, sirviendo
al Señor.

… y nuestra Regla de Vida

C 109                   C 131                   C 158b

D 21                     D 47                     D 53

Una Hermana de la Presentación de María, penetrada de la santidad y sublimidad de su vocación, y realmente animada por el espíritu de su estado, sentirá una alegría interior, verá reanimarse sus fuerzas e inflamarse su celo cuando llegue el momento en que deba empezar el santo ejercicio del catecismo. (RC, p. 74)

Comentarios:

Es sano acordarse de los primeros cristianos y de tantos hermanos a lo largo de la historia que estuvieron cargados de alegría, llenos de coraje, incansables en el anuncio y capaces de una gran resistencia activa. Hay quienes se consuelan diciendo que hoy es más difícil; sin embargo, reconozcamos que las circunstancias del Imperio romano no eran favorables al anuncio del Evangelio, ni a la lucha por la justicia, ni a la defensa de la dignidad humana. En todos los momentos de la historia están presentes la debilidad humana, la búsqueda enfermiza de sí mismo, el egoísmo cómodo y, en definitiva, la concupiscencia que nos acecha a todos. Eso está siempre, con un ropaje o con otro; viene del límite humano más que de las circunstancias. Entonces, no digamos que hoy es más difícil; es distinto. Pero aprendamos de los santos que nos han precedido y
enfrentaron las dificultades propias de su época. Para ello, os propongo que nos detengamos a recuperar algunas motivaciones que nos ayuden a imitarlos hoy. (Exhortación apostólica Evangelii gaudium, Papa Francisco, 24 noviembre 2013, n. 263)

Un compromiso:

¿Qué es lo que hace arder mi corazón de celo? ¿Estoy dispuesta a hacer algo para estimular mi celo y actuar consecuentemente – cada semana ? ¿cada día ?

¿Qué puedo hacer para que el fuego del celo arda en mi corazón y tenga coraje para hacer mucho más?

 

Muestra el resto … Zèle Septembre 2020 

AGOSTO 2020

Maria Rivier : Una mujer humilde

Un buen acto de humildad atraería más bendiciones…
-Maria Rivier -

Meditemos la Palabra de Dios …

Proverbios 22 :4  Premio de la humildad, el temor del Señor, a riqueza, el honor y la vida.

Lucas 9 :48  … Pues el más pequeño, de entre todos vosotros, ése es el mayor.

Filipenses 2 :7-8 … se despojó de sí mismo tomando condición de siervo…. Se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz.

…y nuestra Regla de Vida

C189   Día tras día, la escribe en nuestro corazón, nos asemeja a Jesucristo…

D17b   … la « santa indiferencia », es decir una actitud de apertura que nos capacita para preferir la opción de Dios a la nuestra.

D27a  Nos mantiene en la humildad (el sacramento de la reconciliación)  de la que sólo puede brotar la alabanza.

Reflexiones para la vida …

Papa Francisco

Sólo hay un camino contra el espíritu del mundo: la humildad.                                                              

– Tweet 25 de febrero de 2020 –

Nadie de entre nosotros debe creerse «superior» a los demás. Nadie de entre nosotros debe mirar a los demás por encima. El único momento que podemos mirar a una persona de esta forma es cuando le ayudamos a levantarse.               

–  28 de junio de 2018 –

…una oración

Señor Jesús, cuando anduviste en la tierra,

tu humildad  oscureció tu realeza.

Tu suavidad confundió a los arrogantes,

les impidió conseguir tu objetivo,

tu nobleza al servicio de los más indefensos.

Enséñame a inspirarme en tu grandeza,

a someter mi naturaleza humana a la humildad.

Concédeme la inclinación natural

de jamás considerarme  

como más grande que los demás.

Destierra toda brizna de suficiencia que persista en mí

y que podría elevarme más alto que tú.

Que mi corazón imite siempre tu humildad.

Amen.

 

… un compromiso

Caminad en pos de Jesucristo en su humildad.
- Maria Rivier –

 

Muestra el resto   HUMILITE 225_ agosto

JULIO 2020

María Rivier y su Amor a Los Pobres

« ¡Qué hermoso sería
si los pobres ocuparan en nuestro corazón el lugar
que tienen en el corazón de Dios! »

Papa Francisco, Homilía 17 noviembre 2019

María Rivier: su amor por los pobres

 « Su amor por los pobres me hace muy feliz, mi querida hija; espero que le atraiga las bendiciones del Padre de los pobres. » (Carta 867) 

« He sabido con gran alegría que es feliz y que ama su santa vocación y la educación de los niños pobres. De hecho, estos son los más amados del Corazón de Dios. Así que enséñeles con celo, inspíreles un gran amor por nuestra santa religión, consiga que sean piadosas y hágales sentir que la verdadera felicidad sólo consiste en una vida verdaderamente cristiana y virtuosa. » (Carta 1066)

Meditemos la Palabra de Dios

2 Co 8, 9          Lc 4, 18           Flp 2, 5-11

… y nuestra Regla de Vida

C 103              C 108               C 176              

D 3d                D 5c

Comentario…

El verdadero amor siempre es contemplativo, nos permite servir al otro no por necesidad o por vanidad, sino porque él es bello, más allá de su apariencia: “Del amor por el cual a uno le es grata la otra persona depende que le dé algo gratis”. El pobre, cuando es amado, “es estimado como de alto valor”, y esto diferencia la auténtica opción por los pobres de cualquier ideología, de cualquier intento de utilizar a los pobres al servicio de intereses personales o políticos. Sólo desde esta cercanía real y cordial podemos acompañarlos adecuadamente en su camino de liberación. Únicamente esto hará posible que “los pobres, en cada comunidad cristiana, se sientan como en su casa. ¿No sería este estilo la más grande y eficaz presentación de la Buena Nueva del Reino?”. Sin la opción preferencial por los más pobres, “el anuncio del Evangelio, aun siendo la primera caridad, corre el riesgo de ser incomprendido o de ahogarse en el mar de palabras al que la actual sociedad de la comunicación nos somete cada día”. (Exhortación apostólica Evangelii gaudium, Papa Francisco, 24 noviembre 2013, n. 199)

… una oración

Dios omnipotente,
              que estás presente en todo el universo
              y en la más pequeña de tus criaturas,
              Tú, que rodeas con tu ternura todo lo que existe,
              derrama en nosotros la fuerza de tu amor
              para que cuidemos la vida y la belleza.
              Inúndanos de paz, para que vivamos

              como hermanos y hermanas
              sin dañar a nadie.
              Dios de los pobres,
              ayúdanos a rescatar
              a los abandonados y olvidados de esta tierra
              que tanto valen a tus ojos.
              Sana nuestras vidas,
              para que seamos protectores del mundo
              y no depredadores,
              para que sembremos hermosura
              y no contaminación y destrucción.
             Toca los corazones
             de los que buscan sólo beneficios
              a costa de los pobres y de la tierra.
              Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa,
              a contemplar admirados,
              a reconocer que estamos profundamente unidos
              con todas las criaturas
              en nuestro camino hacia tu luz infinita.
              Gracias porque estás con nosotros todos los días.
              Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
              por la justicia, el amor y la paz. Amén.

                   (Laudato si’, n. 246)

 

Muestra al  resto …  Amour des pauvres 

                                     Explication du LOGO

JUNIO 2020

Marie Rivier : Mujer de Compasión

Es el buen Dios que le da esos sentimientos de conmiseración, de ternura hacia sus queridos miembros y él tendrá en cuenta sus buenos deseos, puesto que somos impotentes para socorrerles.

- Carta 888 -

Palabra de Dios…

Os 2, 21   Te desposaré conmigo en justicia y equidad, en amor y compasión.

Ps 69, 21  Sin remedio, espero compasión, y no la hay, consoladores, y no encuentro ninguno.

Ps 86, 15  Tú, Señor, Dios clemente y compasivo, tardo a la cólera, lleno de amor y lealtad.

Regla de Vida

C 5     una comunidad de adoración, lugar de su presencia y de su misericordia para con todos, signo del Reino de Dios en la tierra.

C 101   Lejos de tener encadenada la Palabra de misericordia que hemos recibido del Padre, la proclamamos con audacia.

D 29  Nos levanta y salva en la dulzura de su misericordia.

Comentario

La palabra de Jesús: « Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso» (Lucac 6, 36) hace eco al antiguo mandamiento : « Sed santos como yo, el Señor vuestro Dios, soy santo» (Levítico 19, 2). A la santidad, Jesús le ha dado el rostro de la misericordia. La misericordia es el más puro reflejo de Dios en una vida humana. « Por la misericordia con el prójimo te pareces a Dios » (Basilio el Grande). La misericordia es la humanidad de Dios. También es el futuro divino del hombre.

Jesús nos revela en plenitud a Dios que no para de hacer el bien, que siempre hace posible un comenzar de nuevo a los que vienen a él.  Como decía con frecuencia el hermano Roger: «Dios no puede sino amar. »(Taizé)

Oración

«Oh Jesús, deseo vivir el momento presente,  vivir como si este día fuera el último de mi vida, aprovechar bien cada instante para la mayor gloria de Dios, sacar de cada circunstancia un beneficio para mi alma. Mirarlo todo considerando que nada ocurre sin voluntad de Dios. Dios de misericordia insondable, envuelve al mundo entero y extiendete sobre nosotros con el Corazón compasivo de Jesús. »

(Sor Faustina)

 

Compromiso

Hago un acto de misericordia o de compasión con   …………..

ya sea con un gesto, una palabra o una oración.

 

Muestra el resto …  225, miséricorde, juin -Español

MAYO 2020

María Rivier : Su amor a Nuestra Señora

« Ahí tienes a tu madre! Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa» -
Jn 19,27 -

¡Lo he recibido todo a golpes de rosarios!
Siempre me ha gustado hablar a la Santísima Virgen, sencillamente, como un hijo a su madre.
- Maria Rivier -

Meditemos la Palabra de Dios

Lc2,19              María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón.

 Jn2,1-11          La madre de Jesús le dice : « No tienen vino. …

 Jn19, 25-27     Ahí tienes a tu Madre. Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa.

…y nuestra Regla de Vida

C 11     Somos hijas de María

C 77     María coopera con Cristo y la Iglesia en nuestra educación espiritual.

C 99     María atrae sobre nosotras el Espíritu de fortaleza, como sobre los apósteles en el Cenáculo.

Comentario…

Jesús en su amor ha hecho don de su Madre al discípulo, a la  Iglesia y a la humanidad. El culto mariano tiene su razón última en el designio insondable de Dios, en su designio de amor.  Dios ha amado a María por sí misma  y la ha amado también por nosotros. Se la ha dado a sí mismo y nos la ha dado a nosotros. El don de María pertenece al testamento de Jesús y se une al misterio pascual.

Amar y acoger a María en su casa, no es una iniciativa privada, no es una iniciativa eclesial, es una iniciativa de Cristo. Los discípulos acogen a la Madre  preciosa como herencia del Maestro.

«La misión maternal de la Virgen empuja al Pueblo de Dios a dirigirse con filial confianza a Aquella que está siempre dispuesta a acogerlo con afecto de madre y con eficaz ayuda de auxiliadora» (Papa Paulo VI, Encílica Marialis Cultus 57)  «Con su amor materno cuida de los hermanos de su Hijo, que todavía peregrinan».LG. 62

 

…una oración

Señor, tú que has dejado entre nosotros a tu Madre
para que nos acompañe
que ella nos cuide,
nos proteja en nuestro camino,
proteja nuestro corazón, nuestra fe.
Que nos haga discípulos, como ella,
y misioneros como ella

– Papa Francisco –

 

Muestra el resto … AVEC MARIE 225ème Mai 2020

… un compromiso

 Oración del rosario personal

 o comunitariamente.

ABRIL 2020

Maria Rivier, Mujer de alegría

Estad siempre ALEGRES en el Señor ; os los repito, estad ALEGRES.
Flp 4, 4

¡Viva ALEGRE en el Señor, y manténgase en su paz y en su amor !
María Rivier - Carta 595

Palabra de Dios…

Jn 15, 11 … que mi GOZO esté en vosotros, y vuestro GOZO sea colmado.

Jn 17, 13 … para que tengan en sí mismos mi ALEGRÍA  colmada.

 

Jn 20, 20  Les mostró las manos y el costado. Los discípulos se ALEGRARON  de ver al Señor.

 

… Palabras de María Rivier

« Vivamos en Dios, mi querida hija, y amémosle de todo corazón  : le deseo su paz y su ALEGRÍA »  María Rivier, 19 setiembre de 1815 a Sor María  Régis, Institutriz en  Largentière, Ardèche, Carta 48

 

« Viva como hija de RESURRECCIÓN:  piense  y trabaje sólo por el cielo; busque  a Jesucristo crucificado. María Rivier, 5 de abril de  1836  a Sor Marie Adélaïde Directora en el Convento de  la Presentación de Alais, Gard, Carta 555

Palabras de nuestra Regla de Vida …

Esta alianza de amor, que nos propone en cada instante la ternura de Dios, estamos llamadas a vivirla en la acción de gracias  y la ALEGRÍA que brota constantemente del Magnificat de María. C49

Con la mirada del corazón fija en Jesucristo para pensar como Él pensó, obrar como Él obró, amar como Él amó, realizamos, día tras día, los actos concretos de una fidelidad generosa hasta en las cosas más insignificantes. Por esta radical opción vivida con ALEGRÍA, damos gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo de santidad. D6c

… Palabras de María Rivier

« Viva en la paz y la ALEGRÍA del Señor, ame mucho a la Santísima Virgen. »María Rivier, 11 de febrero de 1825 a Sor Marie de la Visitation en el Convento de la Presentación, en Salon, Carta 280

« Busque solo a agradar a Jesucristo, y tengalo como modelo en toda su conducta ; sólo sentirá paz y ALEGRÍA imitando a Jesucristo …»María Rivier, 23 de enero de  1822 a Sor Marie Théotiste Institutriz en Salon, Bouches-du-Rhône, Carta 513 

La ALEGRÍA en la vida de María Rivier –Mourret

Marinette RADIANTE DE ALEGRÍA. « Decía, es hoy que la Santísima  Virgen me curará. Volveré sola y ya no necesitaré de nadie. » Mourret p. 10

 

En el gran día de la Resurrección, ESTALLABA DE ALEGRÍA Y ÉSTA SE PROLONGABA durante el tiempo que ella llamaba  « la cuarentena gloriosa. » – «¡ Oh ! ¡cuánto me gusta ese tiempo ! decía un día a una de sus Hermanas. Me parece que Nuestro Señor está ahí y se me aparece. » Mourret p. 439

 

 

Una oración ...

Señor Jesús resucitado,

tú quieres que tu ALEGRÍA se cumpla en mí.

Muestrame como puedo llegar a ello.

Conduceme a tu ALEGRÍA.

 

Un compromiso ...

A partir de hoy

tomo la decisión de VIVIR CON ALEGRÍA cada día.

Esta ALEGRÍA tuya será mi fuerza.

Con tu gracia quiero ser una persona  

que dé testimonio de la ALEGRÍA del Evangelio.

 

Muestra el resto …  ALEGRIA Abril 2020

 

 

 

MARZO 2020

¡María Rivier, Mujer de fe!

Combate el buen combate de la fe, conquista la vida eterna. 1 Tm 6, 12

Vive de fe, hija mía, es la vida del justo, y si quieres llegar a la interioridad, que todas tus acciones sean por un santo motivo.                                                                                                                                      María Rivier, Carta 648

Meditemos la Palabra de Dios…

Mt 17, 20 : Si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte : « Desplázate de aquí allá, y se desplazará, y nada os será imposible.

Nm 20, 12 : Dijo el Señor a Moisés y Aarón : «  Por no haber confiado  en mí, honrándome ante los hijos de Israel, os aseguro que no guiaréis a esta asamblea hasta la tierra que les he dado. “

Col 2, 7 :  Enraizados y edificados en Cristo Jesús ; apoyados en la fe, tal como se os enseñó, rebosando en acción de gracias.

… y nuestra Regla de Vida

 

                             C 12

                             C 46

                             C 50

                             C 96

Comentario

La fe sin la caridad no da fruto, y la caridad sin fe sería un sentimiento constantemente a merced de la duda. La fe y la caridad se necesitan mutuamente,  de modo que una permite a la otra seguir su camino… Es la fe la que nos permite reconocer a Cristo, y es su mismo amor el que impulsa a socorrerlo cada vez que se hace nuestro prójimo en el camino de la vida. Sostenidos por la fe, miramos con esperanza a nuestro compromiso en el mundo, aguardando «unos cielos nuevos y una tierra nueva en los que habite la justicia »   

(2 Pe  3, 13 ; cf. Ap 21, 1).                                                                                           Carta apostólica Porta Fidei del Papa Benedicto  XVI

Una oración

Jesucristo está en el corazón de la vida de María Rivier como está en el centro del proyecto de Dios sobre nosotras. C 1 Señor Jesús, sosten nuestra marcha hacia el 225º aniversario de la fundación de nuestra Congregación. Que viviendo plenamente nuestra fe, siempre tengamos la fuerza de realizar los cambios profundos a los que nos llama el Evangelio.

Un compromiso

Proyectar lo mejor que pueda permitirnos responder a nuestra vocación según el corazón de Dios.  Atreverse a hacerse la pregunta :  ¿qué motivo de fe me hace actuar ?

 

 

Muestra el resto FE_ Marzo de 2020

FEBRERO DE 2020

Rostro de santidad

¡Sed santos porque yo el Señor, vuestro Dios, soy santo! Lv 19,2

Que este año sea un año de santidad para todas,  que no perdáis ni una sola de vuestras acciones. Obrad pues siempre  con espíritu de fe y por amor a Jesucristo – Carta  404-8.

Os deseo que todas os renovéis y que caminéis de prisa por los caminos de la santidad.Carta 1034-5

Meditemos la Palabra de Dios…

Sal 76,14         ¡Oh Dios, santos son tus caminos !

Is 52,10           Ha desnudado el Señor su santo brazo…

Lc 1,75              … podamos servirle sin temor en santidad y justicia…

1Ts 4,3            La voluntd de Dios : vuestra santificación….

… y nuestra Regla de Vida

D 5 c)con el deseo de profundizar su vocación a la santidad.

D 16     … avanzar en el camino de la santidad evangélica

D 37 a)avanzar en el camino de la santidad.

D 70 b)…un camino de santidad y felicidad

Comentario…

¿Qué es la santidad ?

« Jesús explicó con toda sencillez qué es ser santo, y lo hizo cuando nos dejó  las bienaventuranzas  nº 63

Ser pobre en el corazón, esto es santidad nº70
Reaccionar con humilde mansedumbre, esto es santidad  nº 74
Saber llorar con los demás, esto es santidad nº 76
Buscar la justicia con hambre y sed, esto es santidad  nº 79
Mirar y actuar con misericordia, esto es santidad  nº 82

Papa Francisco, Exhortación Apostólica sobre la santidad

…una oración

Te suplicamos :

Haznos firmes en la fe,

atentos a tu voluntad.

Fortalece nuestra esperanza

a fin que podamos servirte y amarte,  

en Jesús tu Hijo, hoy y por los siglos de los siglos.

Amén.

… un compromiso

¡Sed santos!   Hoy, vivo mi consagración con alegría y amor !